Bienvenidos a la nueva web hacemoslogos.es

Este espacio pretende ser algo más que una web con contenidos profesionales. Nos gustaría mostrar en él no solo un recorrido visual de nuestro trabajo como diseñadores de logos e identidades corporativas durante los más de 25 años que llevamos prestando nuestros servicios a agencias y clientes directos, a través de los cuales hemos tratado siempre de aplicar los principios de diseño que explicamos en la web.

Este logo no me gusta

Uno de las situaciones más comunes y recurrentes de nuestra vida profesional es la de toparnos con un cliente con inquietudes de diseñador gráfico. Este tipo de cliente piensa que nuestro trabajo consiste en una suerte de juego con rayas y colorines, por lo que él se arroba el criterio para decidir qué vale o qué no vale como logotipo.

Hablamos y escuchamos...

A veces es muy compleja la tarea de argumentar por qué una propuesta de diseño de marca es válida y por qué otra no lo es, sobre todo cuando tomamos como referente alguno de los logos más tradicionales.

Escuchamos música

Todos tenemos otra dimensión diferente a la estrictamente profesional. Antes que "homo laboralis" somos personas con sus pasiones y hobbies tatuados en el alma.

La mía -la confesable, claro- es la  música.

Eso del rockyrollo me eempezó a tirar desde adolescente. Por eso, y porque se que son multitud quienes pueden llegar a compartir este venenillo, pretendo dejar en este espacio mis filias y mis fobias musicales.

Adivina, adivimarca...

Os proponemos un juego para adivinar las marcas a las que pertenecen los rasgos parciales que aparecen en las diferentes viñetas. 

Una muestra del poder evocador de colores, formas y tipografías en la capacidad de recuerdo de nuestra mente. ¿Os atrevéis?

¿Es un logo o una marca?

A menudo llamamos logo a algo que, strictu senso, no lo es. Un logo -de logotipo- es la parte verbal de una marca en forma de tipografía (ya sea esta en si misma o alterada) y siendo siempre susceptible de ser leída.

Miramos y vemos

Este espacio pretende rendir tributo a esas películas que nos han marcado en algún momento de nuestra vida, porque nuestro ADN, al igual que la mítica estatuilla de "El Halcón Maltés", está hecho del material del que están hechos los sueños… en "ocho y medio".

Contacta